Rincón Mariano, es un blog de Amigos de la Virgen.
"Un espacio de encuentro" de información, comunicación y participación.
Difunde medios, enlaces, noticias y actividades, de contenido católico.
Club de los Sitios Católicos Clic para escuchar Radio en Vivo

domingo, 14 de marzo de 2010

María y el hijo pródigo



¿Qué tiene que ver la Virgen María en la Parábola del Hijo Pródigo si, en todo caso, convergen en Dios el padre y la madre del joven huido y regresado? Si Dios es el padre y la madre del pecador, ¿qué papel desempeña aquí la Virgen María? No conocemos ningún estudio del relato del Hijo Pródigo en clave mariana.

La parábola es bien expresiva y lo dice todo. Ahí está Dios pleno, Padre y Madre, sobre todo Madre, que se traduce en amor, perdón, alegría y fiesta. Este Dios parece ser más madre que padre. Sin embargo, aquí no está de más la Virgen María. En el plano del espíritu, la Virgen es un rasgo más de Dios Madre. Es un regalo de la congénita maternidad divina. Ahora el cambio que conduce al Padre son los brazos de la Madre-Madre desde la ternura, desde la misericordia, desde el perdón, desde el amor. Dios, Padre de Misericordia; María, Madre de Misericordia.

No hay contradicción

Dios nos ha querido dar una madre-madre en la persona de la mujer-mujer, para que parezca más madre para los humanos en veste humana y figura humana; para hacerse más accesible y cercana y familiar a todos los hombres. Esta es María, María de Nazaret, la Virgen Madre de Dios. Pero María no sustituye a Dios en su maternidad; no usurpa esa condición, no suplanta a Dios Madre. Nada pierde el Padre. Dios Padre es irremplazable. porque lo que María tiene lo tiene de Dios: su solicitud, su cariño, su ternura. No es Dios que toma en María el papel de madre, sino que es María la que asume de Dios su maternidad. Precisamente María es obra de Dios en todos los efectos y es madre por Dios Madre. Dios la ha hecho madre así. NO es ella la que da a Dios la maternidad, sino que es ella la que recibe de Dios la maternidad. María es Madre por el Padre Dios. Ella es reflejo de Dios, espejo de Dios. Dios es antes de María, y ella es obra de Dios. Dios hace a María su propia madre; único caso en que el Hijo hace a la madre, y la hace como Él quiere, porque es todopoderoso. Así salió María de perfecta, inmuculada y hermosa, Dios Madre nos ha dado a María Madre, y no al revés.

La densidad simbólica de María como Madre, Virgen, Asunta y Liberadora hace que la idea de lo femenino en Dios y de Dios, como Madre nuestra, está perfectamente justificada. Todo lo que María tiene de madre, lo tiene de Dios. En ella está espejado Dios, en cuanto a criatura, la imagen de la más divina maternidad.

Dios es Padre y su proyección humana es Cristo. Dios es Madre, y su reflejo humano más parecido es María. Porque en María, como en Jesús, "Dios es todo en todos" (1 Cor 15, 28). Lo expresó bellamente Claudel: "María es sacramento de la ternura maternal de Dios".


AUTOR: + P. Ismael Bengoechea, OCD.


http://www.revistamiriam.com/index.php?option=com_content&task=view&id=53&Itemid=2



Santa María, ruega por nosotros, pecadores,

ahora y en la hora de nuestra muerte.

2 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

Claro que te sigo visitando cielo. El otro día me llevé de aquí el vídeo del Ave María de Beyoncé y lo puse en mi blog.

Precioso lo de hoy. Claro, Dios formó a su Madre exactamente como El la deseaba y Ella es su espejo, qué bonito. Sabía que necesitábamos un reflejo humano de su maternidad.

Gracias!

Un abrazo, de la mano de la Reina.

RADIOMARIANO dijo...

La mano de María esté siempre sobre nuestra cabeza, pues es la garantía de estar junto a su Hijo.

Perdona que no te haya contestado antes, pero es que no sabía que tenía pendiente de publicación tu comentario y como tengo en blog un poco en barbecho no puedo permitir que se me llene de comentarios inapropiados...Que te voy a contar...

Mucho ánimo en las batallas que sostienes cada día apoyada en el Amado. Con Él, el enemigo está perdido.

Buena Pascua.