Rincón Mariano, es un blog de Amigos de la Virgen.
"Un espacio de encuentro" de información, comunicación y participación.
Difunde medios, enlaces, noticias y actividades, de contenido católico.
Club de los Sitios Católicos Clic para escuchar Radio en Vivo

sábado, 15 de enero de 2011

El secreto de María. Reedición_2.(15)



EL SECRETO DE MARÍA (XV)

Ayer nos invitaban a no retener nada, a entregar todo el mérito que la gracia nos alcance en las manos de María, con la seguridad de que Ella tampoco retiene nada para sí, sino que todo lo ofrece al Padre como oblación perfecta.

Si te toca en la lotería una millonada, tienes dos opciones; administrarlo tu mismo (seguramente lo malgastarás, compraras innecesariamente, invertirás en acciones de bolsa equivocadas), o dejar que te lo administre un gestor de patrimonios que sabe cuando hay que especular, cuando invertir, cuando depositar, cuando comprar y vender. Pues María es la gestora de todas las gracias, la única que te dará el ciento por uno y el doscientos por menos uno.

Veamos que perla nos tiene hoy preparada San Luis María:

32) He dicho que consiste esta devoción en entregarse a María en calidad de esclavo; y es de notar que hay tres clases de esclavitud. La primera es esclavitud de naturaleza; buenos y malos son de esta manera esclavos de Dios. La segunda es esclavitud forzada; los demonios y los condenados son de este modo esclavos de Dios. La tercera es esclavitud de amor y voluntad; y con ésta debemos consagrarnos a Dios por medio de María, del modo más perfecto en que una criatura puede entregarse a su Creador.

33) Debes tener en cuenta, además, que de criado a esclavo hay mucha diferencia. El criado pide paga por sus servicios; el esclavo, no. El criado está libre para dejar a su señor cuando quiera, y no le sirve sino a plazos, el esclavo no puede dejarle, pues se le ha entregado para siempre. El criado no da a su señor derecho de vida y muerte sobre su persona; el esclavo se le entrega por completo, de suerte que su señor puede hacerle morir sin que la justicia le inquiete. Fácilmente se echa de ver que el esclavo forzado vive en la más estrecha de las sujeciones. Tal, que sólo puede convenir al hombre respecto de su Creador.

34) ¡Feliz y mil veces feliz el alma generosa que se consagra a Jesús por María, como esclava de amor, después de haber sacudido en el bautismo la esclavitud tiránica del demonio!

1 comentario:

Maria del Rayo dijo...

¡Quiero ser tu esclava Madre Santísma!