Rincón Mariano, es un blog de Amigos de la Virgen.
"Un espacio de encuentro" de información, comunicación y participación.
Difunde medios, enlaces, noticias y actividades, de contenido católico.
Club de los Sitios Católicos Clic para escuchar Radio en Vivo

domingo, 5 de septiembre de 2010

El secreto de María. Reedición_2.(2)



EL SECRETO DE MARÍA (II)
Ayer nos dejó San Luis María embobados con las condiciones impuestas para desvelarnos este secreto. ¡Pero si los secretos están para contarlos...! ¿O no es lo que nos pide el cuerpo?.
Pero, ¿nunca os habéis preguntado si María comunicó su secreto a José?. Los evangelios insinúan un silencio absoluto de María. Al respecto, José Luis Martín Descalzo cuenta magistralmente en su obra magna Vida y misterio de Jesús de Nazaret: “Y los dos callaban. Callaban y esperaban sumergidos en este desgarrador silencio de Dios. Su doble pureza hacia más hondas sus angustias. Seres abiertos a lo sobrenatural aceptaban esto de ser llevados de la mano del Eterno. ¡Pero este caminar a ciegas! ¡Este verse él obligado a pensar lo que no quería pensar! ¡Este ver ella que Dios inundaba su alma y su cuerpo para abandonarla después a su suerte! Difícilmente ha habido en la historia dolor más agudo y penetrante que el que estos dos muchachos sintieron entonces. ¡Y no poder consultar a nadie, no poder desahogarse con nadie! Callaban y esperaban. El silencio de Dios no sería eterno”.
Trataremos más veces en este blog del silencio de Dios en el secreto de su relación con María y, por extensión, con el alma del cristiano, pero ahora, prosigamos con el libro de San Luis María Grignion de Montfort donde los dejamos:
3) Lo que Dios quiere de ti, alma que eres su imagen viva, comprada con la Sangre de Jesucristo, es que llegues a ser santa, como Él, en esta vida, y glorificada, como Él, en la otra.

Tu vocación cierta es adquirir la santidad divina; y todos tus pensamientos, palabras y obras, tus sufrimientos, los movimientos todos de tu vida a eso se deben dirigir; no resistas a Dios, dejando de hacer aquello para que te ha criado y hasta ahora te conserva.

¡Qué obra tan admirable! El polvo trocado en luz, el pecado en santidad, la criatura en su Creador, y el hombre en Dios. Obra admirable, repito, pero difícil en sí misma, y a la naturaleza por sí sola imposible. Nadie si no Dios con su gracia y gracia abundante y extraordinaria puede llevarla a cabo; la creación de todo el universo no es obra tan grande como ésta.
4) Y tú ¿cómo lo conseguirás? ¿Qué medios vas a escoger para levantarte a la perfección a que Dios te llama? Los medios de salvación y santificación son de todos conocidos; señalados están en el Evangelio, explicados por los maestros de la vida espiritual, practicados por los santos. Todo el que quiera salvarse y llegar a ser perfecto necesita *humildad de corazón, *oración continua, *mortificación universal, *abandono en la Divina Providencia y *conformidad con la voluntad de Dios.

1 comentario:

mjbo dijo...

Los dos callaban porque dejaban HACER a Dios. Eso es abandono absoluto en la Providencia Divina.

Otro gallo nos cantara si llegásemos a ser como La Virgen María y san José.

¡Qué bien lo que nos cuenta!

Saludos