Rincón Mariano, es un blog de Amigos de la Virgen.
"Un espacio de encuentro" de información, comunicación y participación.
Difunde medios, enlaces, noticias y actividades, de contenido católico.
Club de los Sitios Católicos Clic para escuchar Radio en Vivo

domingo, 6 de junio de 2010

Un Corazón para hoy


La Sra. Pura, viuda octogenaria, ha muerto. Pasados unos meses su piso lo ha comprado una pareja joven. La vivienda está para reformar: cocina, baño, ventanas, suelos... Pero mucho antes de que el albañil y el fontanero pongan la casa patas arriba, el mismo día de la entrega de llaves, los nuevos dueños han hecho la primera y substancial reforma; con un destornillador han arrancado el Sagrado Corazón de Jesús que lucía en la puerta de la Sra. Pura.

Y es que el Sagrado Corazón no está de moda. Hoy lo que se lleva es el corazón de los famosos aireado en su podredumbre y expuesto a nuestra curiosidad malsana en la televisión y en las revistas.

Del Corazón de Jesús brota amor y misericordia que se comunica al corazón humano. Por el contrario, el pobre corazón que nos propone ese mundo rosa de salsas y tomates es voluble, se mueve por dinero, no acepta ni pide perdón, es traidor a amigos y familiares y, en definitiva, es un corazón humano podrido y sin remedio.

Pero como nos recordaba Juan Pablo II en su último libro “Memoria e identidad”, LA REDENCIÓN DE CRISTO ES EL LIMITE DIVINO IMPUESTO AL MAL, lo cual quiere decir que todo el mal que nos rodea tiene un final y un fin, que lo permite la Misericordia Divina para obtener un bien mayor que no ha de ser otro sino la conversión de todos los hombres y el Advenimiento de su Reino.

Así, la joven pareja de nuestra historia reformó finalmente a su gusto el piso y tuvieron un hijo. Pero mira por donde, el niño les salió rebelde. Si ellos eran agnósticos, el niño resultó piadoso y ser llamado al sacerdocio, a la entrega de su corazón al Señor para multiplicarlo al servicio de los hombres. Un día, mientras la madre limpiaba la estantería de su hijo el seminarista cayó al suelo un libro muy gordo, y del libro una imagen del Sagrado Corazón. Al recoger la estampa e ir a introducirla en la Biblia abierta la madre no pudo evitar leer:

“Uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua.” (Juan 19,34).

Y aquella madre también se sintió traspasada como por una espada, y de la brecha en su pecho fluía incesante un mar de lagrimas purificadoras y un Amor desconocido.

1 comentario:

mjbo dijo...

Yo también tengo escrito sobre el Corazón de Nuestro Señor; colgado en 11 de Junio.
Me gusta este Rincón Mariano.
Saludos.

http://portimadrugo.blogspot.com/