Rincón Mariano, es un blog de Amigos de la Virgen.
"Un espacio de encuentro" de información, comunicación y participación.
Difunde medios, enlaces, noticias y actividades, de contenido católico.
Club de los Sitios Católicos Clic para escuchar Radio en Vivo

viernes, 20 de marzo de 2009

El hombre del Espíritu


San Serafín de Sarov orando en el bosque


Nunca me cansaré de recomendar la maravillosa página de los monjes argentinos del Monasterio Católico Bizantino de la Transfiguracion de Cristo, pues hacen una labor preciosa y discreta de traducción de textos maravillosos de la tradición oriental. Hace unos días

El verdadero fin de la vida cristiana es la adquisición del Espíritu Santo de Dios
.

...En cuanto a la oración, el ayuno, las vigilias, la limosna y toda otra buena acción hecha en nombre de Cristo, son solo medios para adquirirlo... Es cierto que toda buena acción hecha en nombre de Cristo confiere la gracia del Espíritu Santo, pero la oración lo hace más que toda otra cosa, estando siempre a nuestra disposición. Podrías, por ejemplo, tener deseo de ir a la iglesia, pero la iglesia está lejos o bien han finalizado la liturgia; podrías tener deseo de dar limosna, pero no encuentras ningún pobre o bien no tienes dinero en el bolsillo ... quizás desearías encontrar alguna otra buena acción para hacer en nombre de Cristo, pero no tienes suficiente fuerza, o bien no se te presenta la ocasión. Nada de todo esto, en cambio, pertenece a la oración: todos tienen siempre la posibilidad de rezar, el rico como el pobre, el noble como cualquier persona, el fuerte como el débil, el sano como el enfermo, el virtuoso como el pecador.

...El santo no es un superhombre, sino uno que ha descubierto y vive su verdad de ser litúrgico. La más bella definición del hombre proviene del culto litúrgico: el ser humano es el hombre del Trisagio y del Santo: “Cantaré a Dios mientras viva”... No basta tener la oración, es necesario hacerse oración, ser oración, oración encarnada. No basta tener momentos de alabanza: necesitas que toda la vida, cada acto, cada gesto, hasta la sonrisa del rostro humano, se vuelva canto de adoración, ofrenda, oración. Ofrecer no tanto lo que se tiene como lo que se es... El hombre es verdaderamente carismático por corresponder a su vocación de ser litúrgico. Lleva en sí los dones del Espíritu, mejor dicho, el Espíritu mismo: “Habéis recibido el sello del Espíritu Santo ... vosotros, a los que Dios ha adquirido, para alabanza de su gloria” (Ef. 1, 13-14).


Podeis leer el resto del artículo en su página http://oriente-cristiano.blogspot.com/2009/03/el-espiritu-ora-en-nosotros-oracion-del.html


Y este texto explica el porque le tiene tanta inquina el mundo a Benedicto XVI y porque le atacan tanto en su viaje a África; el Santo Padre alaba a Dios con toda su inteligencia y con todo su cuerpo gastado de 82 años. Y esto es un escandalo, un vomitivo necesario para el hombre de la carne en su camino hacia el hombre del Espiritu. Gracias, Santo Padre, por hacer vomitar a tantos hombres y mujeres, por limpiarlos con su martirio de Pastor ante los lobos y conducirnos hacia los pastos de Cristo.





1 comentario:

Javier Vicens y Hualde dijo...

Sí que es buena la página. Gracias por la pista.